¡Vamos por más!

En las faldas del Volcán de Pacaya, a tan solo 30 minutos de la ciudad capital, existe un santuario de la naturaleza, finca El Barretal. Es allí en donde se encuentra una de las caídas de agua más altas de nuestro país, la catarata Casa Blanca. Fue desde su imponente altura de 45 metros que Funsepa presentó a su nueva generación de Héroes de la Educación (HDE).

 

Parte del proceso para lograr las mejoras que nuestro sistema educativo necesita, pasa por subirle el volumen a esta discusión y lograr que más personas, sobretodo jóvenes, se unan a esta causa. La iniciativa de los HDE surgió en 2014 como una forma de involucrar a nuevos actores en esta conversación. Los HDE son jóvenes líderes que, dentro de su propio ámbito, han generado un impacto positivo en nuestro país. Cada una de las generaciones de HDE se ha comprometido con la búsqueda de una mejor Guatemala a través de Funsepa. Ellos han sido la mente maestra detrás de proyectos e ideas totalmente fuera de serie, desde eventos de recaudación únicos, un programa de mentores, hasta un cortometraje que próximamente será exhibido en el Festival de Cannes.

 

Los HDE han contribuido a que Funsepa superara las metas del 2018. El año pasado fueron beneficiados 25,736 niños de 96 escuelas de toda la nación, con 1,625 computadoras equipadas con recursos pedagógicos de primera. Pero además, la fundación capacitó a 4,273 maestros en el uso innovador de la tecnología como herramienta pedagógica. Funsepa nació con la convicción de que la tecnología nos ayudará a transformar nuestro sistema. Hoy las competencias digitales son vitales para que un joven sea exitoso en su vida adulta. De acuerdo con la Unesco, estas son aquellas que “facilitan el uso de los dispositivos digitales, las aplicaciones de la comunicación y las redes para acceder a la información”. Además, facilitan la comunicación, el intercambio de información y, sobretodo, la búsqueda de soluciones creativas a problemas cotidianos. Por tanto, los niños y jóvenes de Guatemala no pueden quedarse atrás. El equipamiento de tecnología en nuestro país debe ser prioridad.

 

Este año dos jóvenes admirables se unen a esta misión, la atleta Andrea Weedon y el emprendedor Joshua Aguilar. Andrea es una tenista guatemalteca que ha llevado la bandera de nuestro país muy en alto. Con tan solo nueve años de edad, participó por primera vez en uno de los torneos internacionales más importantes, los Juegos Centroamericanos. Hoy ella se ha consolidado como una de las deportistas más destacadas del país. Joshua Aguilar es autor de dos libros que han marcado la vida de muchas personas, “Diario Emprendedor” y “El millonario de Silicon Valley”. Además, Joshua es CEO de Earth Technologies, compañía que diseña, desarrolla y comercializa productos electrónicos vanguardistas que pueden facilitarnos la vida.

 

Como guatemalteco, agradezco a los HDE, tanto la nueva generación como las pasadas, y a todas las personas que se esfuerzan día a día por mejorar la educación de Guatemala. Tenemos frente a nosotros un reto inmenso. Recordemos que en los próximos años los avances tecnológicos tendrán incidencia en el mercado laboral que hoy conocemos. Por tanto, si no dotamos a nuestros jóvenes con herramientas tecnológicas, no podrán ser parte de esta revolución digital. La tecnología complementa, enriquece y transforma la educación. No solo es una herramienta para mejorar considerablemente el aprendizaje real, sino que además facilita el acceso universal a una educación de calidad. Así que este 2019, ¡vamos por más!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s